¿Preguntas sobre tu pedido? Escríbenos a hola@pacer.mx

Tips

5 cosas que nadie te advirtió sobre correr un maratón

El Maratón de la Ciudad de México se acerca, y si estás entrenando para completar este reto lo más probable es que los nervios y la emoción están comenzando a surtir efecto en ti.


El maratón es mucho más que una carrera de 42,195 m. Implica un entrenamiento largo y muy demandante. Seguramente ya has sido bombardeado de tips y consejos por los más experimentados de tus amigos y has empezado a seguir a todos los runners de instagram.


Aquí te dejamos 5 cosas que nos gustaría haber sabido antes de sumergirnos en este reto.

 

 

1.- Los baches, topes, escaleras y hasta los tacones se empezarán a ver mucho más peligrosos.

¿Quién podría haber sabido lo peligrosa que es la vida? El miedo constante a sufrir un accidente antes del maratón te tendrá con los pelos de punta, te lo pensarás dos veces antes de bajar las escaleras corriendo y los baches en las banquetas se convertirán en tu peor enemigo.

 

 

2.- Tus amigos estarán hartos de ti

No es casualidad que las invitaciones a cenas y cumpleaños se empiecen a reducir cuando tus entrenamientos empiezan. La realidad es que te volverás insoportable. No hablarás de otra cosa que no sea correr, tus tenis, lo cansado que estás y lo nervioso que te sientes. No te preocupes, pasará y regresarás a tu vida social.   

 

3.- No eres la primera persona que termina un Maratón, así que pregúntale a los expertos

Puedes encontrar mucha información en internet para informarte sobre tus entrenamientos, que llevar el día de la carrera y sobre nutrición. Tener un par de libros a la mano nunca sobra, hay millones de opciones, esta es una lista con los MUST si estás camino a convertirte en un verdadero runner: “Los 25 mejores libros de running”.

 

 

4.- Tu alimentación se volverá más importante que nunca

Correr no es suficiente cuando se trata de distancias tan demandantes. Nutrir a tu cuerpo se vuelve fundamental, y notarás la diferencia cuando te alimentes correctamente. No te olvides de darle a tus músculos todo lo que necesitan para recuperarse y darte más energía. Conoce más sobre cómo cuidar tu alimentación AQUí.

 


5.- Las cosas no saldrán como planeaste

Y eso está bien. Es parte del maratón improvisar, oír a tu cuerpo y entender que es lo que está pasando y cómo lo puedes solucionar. No hay malas carreras, solo grandes historias con grandes aprendizajes. Acuérdate que ser corredor es una decisión más grande que cualquier mal día, y cuando no lo sientas así, piensa en todos los kilómetros que has recorrido y en lo que has evolucionado como atleta y como persona.

 

 

¡Mucha suerte a todos los que corren los 42K de la CDMX!

Dejar un comentario